30 oct. 2011

Nina y la casa abandonada

Las primeras ediciones de Nina y la casa abandonada fueron un éxito completo. Niños atrapados por la lectura, jóvenes emocionados y adultos sorprendidos fue el resultado de esta novela corta, en la que Nina viaja con su hermano y sus padres sin saber que deberá enfrentarse a una mujer misteriosa en la variante de Pasamayo, y develar los terribles secretos de una casa en el desierto donde los niños desaparecían misteriosamente.

Más información sobre Nina: http://nina-pasacalle.blogspot.com/

Comentarios:

"Nina... representa hechos ficcionales que se desarrollan en Pasamayo y Huarmey básicamente. La fantasía y la realidad se mezclan en esta obra. Pero la fantasía adquiere carácter mítico al sustentarse en la colectividad. Ya que todo un grupo la acepta y la asume verdadera. Las creencias en fantasmas que penan hasta que alguien logre concretar algunos deseos que en vida no pudo lograr; como por ejemplo desenterrar objetos valiosos o cumplir con sepultar y dar el responso a quienes fallecieron en circunstancias adversas, son expresiones de imaginario popular presentes en muchas culturas; por ello es que la trama presentada en esta novela donde el espectro de un anciano pide que le ayuden a incendiar una iglesia vetusta donde padeció torturas en su infancia a manos de unas monjas inhumanas, es asumida y aceptada por los lectores. La obra gana en verosimilitud porque se apoya en esas creencias que aún sobreviven.

Un dato a resaltar es que dentro de la confusión y el temor creados por la aparición del fantasma de la monja en la carretera de la variante de Pasamayo, sean los niños y sobre todo Nina los que actúan con mayor lucidez que los adultos. Es Nina quien se explica los hechos en términos casi legendarios y encuentra una lógica que los adultos dentro de su racionalidad no comprenden". Elmer Arana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario